Natura Jardinería Creativa,mantenimiento jardines,podas,cesped artificial,plantaciones,decoración,limpieza,desbroces,diseño,riegos,riegos automáticos,jardineros,jardinería,jardín,Madrid,Toledo.


-???-

Consejos

Plantación y trasplante de plantas.


Otoño es una buena época para plantar en general; en clima cálido, incluso mejor que la primavera. Plantando a principios de otoño posibilitas que las lluvias de invierno se ocupen del riego y se establezcan para cuando llegue la primavera.

Puedes plantar en cualquier época del año árboles y arbustos si vienen en maceta o contenedor.

No plantes muy apretado porque luego es perjudicial por la competencia que se produce entre los ejemplares, por el espacio, la luz, el agua y los nutrientes del suelo. Separa para que puedan desarrollarse adecuadamente, tanto árboles, arbustos como herbáceas. Este es un error muy frecuente.

Es preferible tener paciencia, separarlas más y en el caso de los arbustos, plantar en los huecos plantas de temporada. Todo para no tener luego que eliminar o trasplantar la masa vegetal que se forme.

Deberás escoger plantas para sol o para sombra según la luz que tendrán. Las plantas con flor necesitan más sol.

Flores al sol

En condiciones difíciles de viento fuerte elige especies duras y protégelas.

Anota las fechas cuando siembres o plantes algo.

Si es necesario, proporciona algo de sombra a las especies más sensibles instalando una malla de sombreo.

Riega mucho las semanas posteriores a plantar.

Rocía regularmente para aumentar la humedad general pero no si el sol está en todo lo alto, sino por la mañana temprano o al atardecer.
Las plantas se tienen que aclimatar a su nuevo sitio y pasa un cierto tiempo hasta que retoman el crecimiento.

Trasplantes


Cuando cultivamos una planta en maceta, esta explota la tierra que está a su alcance y acaba por no encontrar más los elementos nutritivos que necesita. El aporte de abono tiene sus limites y por ello, de vez en cuando, hay que cambiar una parte de la tierra: el trasplante.

- Es preferible elegir un día nublado y fresco.
- El día antes de extraer la planta riega para humedecer la tierra.
- El terreno que recibirá la planta debe ser cuidadosamente preparado: remover la tierra y abonarla.
- Tras el trasplante es indispensable regar en abundancia.
- Poda parte de la copa para evitar que una excesiva transpiración marchite a la planta.

Trasplante justo antes de que la planta forme nuevos brotes. A menudo el final del invierno representa el mejor momento. Para los vegetales bien rústicos que pasan el invierno al exterior en una maceta, se puede también trasplantarlos en otoño. Las plantas frioleras, se deben trasplantar en verano.

El material necesario

Para trasplantar, necesitará una mezcla adaptada a las necesidades de la planta a trasplantar: un mantillo de buena calidad, por ejemplo. En general trasplantamos la planta en una maceta ligeramente más grande que el precedente, de 2cm por ejemplo. Igualmente hay que desenredar las raíces ( es importante ): una zarpa de mano o si no un viejo tenedor al cual torcemos el mango.

Empiece sacando la planta de su antigua maceta. Si la maceta tiene un cuello más estrecho que el resto, el cepellón no saldrá desmoldàndose, hay que cortar las raíces, no hay otra solución! Con la zarpa, retire la tierra peinando las raíces, como si almohazara la crin de un perro. No tema poner las raíces al desnudo, retirando la tierra sobre 3 cm de ancho o más.

En el fondo de la nueva maceta, ponga una capa de drenaje y un poco de tierra como si se tratara de una nueva plantación. Ponga la planta, sosteniéndola con una mano. Con la otra, mueva el mantillo nuevo de forma que rellene el espacio entre el cepellón y la pared de la maceta. Haga bajar el mantillo en este espacio estrecho y apriételo. No deben quedar bolsas de aire. Después añada tierra hasta unos centímetros bajo el borde de la maceta ( no se llena nunca hasta el borde ). Riegue después empapando la base de la planta ( esto permite igualmente de rellenar eventuales bolsas de aire ). No fertilice nunca antes de que pasen unos meses.


Periodos de plantación de arboles y arbustos


Hay un dicho francés que dice que del 25 de noviembre a la Santa Caterina, la planta se enracina !

Efectivamente, cuanto más pronto en la temporada se plante un vegetal, mas tiempo tendrán sus raíces de desarrollarse, y por tanto mejor sera su crecimiento durante su primer año.

Si se le ha olvidado esta cita, piense que las plantas ganarán en su desarrollo si se plantan hoy en vez de mañana. La mejor época sera de entonces, en la que se sienta preparado para plantar, cuando tenga el tiempo y las ganas de hacerlo en toda regla. En este caso, el primer año, no dude en proporcionar agua si es necesario. (consulte el capitulo de « el arte de bien regar).

Generalmente, escogeremos plantar cuando las condiciones climáticas sean clementes.
En la montaña, plantaremos o muy pronto en septiembre, octubre, o en primavera una vez que la nieve se haya fundido.

Cuando hayan escogido plantas poco resistentes en relación al clima de su región, inclínese por plantar en primavera para evitar los periodos muy fríos. Esto es aun mas de actualidad para los vegetales de follaje perenne, y cuando las plantas son jóvenes.

Las plantas en cepellon o en contenedor

Al contrario de las plantas con las raíces desnudas, estas plantas sufren muy poco estrés al plantarlas. Pueden en consecuencia, plantarse durante una gran parte del año.

Sin embargo, evitaremos plantarlas cuando el trabajo del suelo es imposible; durante el invierno cuando el suelo no se deshiela durante el día, y en periodos de sequía estival cuando el suelo es muy duro.

Las plantas truferas

Al tratarse de plantas en cepellon, su época de plantación sera, casi la misma que la anteriormente descrita. Evitaremos no obstante de plantarla de junio a agosto para evitar todo estrés hidrico a los micorricicos. Un sistema de irrigacion de gota a gota permitirá ampliar este periodo.

Las plantas a raíces desnudas (sin tierra, sin cepellon)

Las plantas a raíces desnudas sufren un estrés importante durante su plantación. Se plantaran en consecuencia, cuando están en descanso vegetativo, el otoño sera el periodo ideal de plantación.

Para los vegetales de follaje caduco, este periodo empieza cuando todas sus hojas se hayan caído y se terminará antes de que los broten hayan comenzado. Para las plantas de follaje perenne, su periodo de plantación sera aun más limitado, ya que no tienen realmente un periodo de descanso vegetativo.

Periodos de plantación de los bulbos
Existen esencialmente dos periodos de plantación para los bulbos

Los bulbos de floración primaveral, (azafrán, tulipa, jacinto...) se plantaran en otoño, de septiembre a principios de diciembre. Tendrán de esta forma todo el invierno para instalarse y « arrancar » con la llegada de los primeros rayos de sol.

Los bulbos de floración estival (cañacero, dalia, lirios...) se plantan preferentemente en primavera. Efectivamente, si se plantan durante el otoño las heladas invernales podrían maltratarlas, y esto comprometería seriamente su futura floración.

Buen d
renaje para las plantas en maceta

Más o menos drenante

Un sustrato muy drenante escurrirse fácilmente el agua a través de la maceta. La arena, la grava, y la puzolana, entre otros, son elementos drenantes porque no retienen o retienen muy poco de agua. Si un sustrato contiene demasiados elementos drenantes, este va a secar más rápido. Si la planta no está adaptada a la sequía, tendrá sed rápidamente y tendrá por tanto que regar más a menudo.

Una tierra poco drenante, al contrario, retiene mucho tiempo el agua antes de dejarla escaparse por los agujeros del fondo de la maceta. La arcilla es un material poco drenante. Si el sustrato es poco drenante, retiene el agua. Si la planta es frágil al nivel de sus raíces (el caso por ejemplo, de los arces de Japón), o que prefiere un suelo seco, corre el riesgo de que las raíces se asfixien y que pudran haciendo morir la planta entera.

Hay por tanto que encontrar un buen compromiso entre los dos. El drenaje posee a la vez el sustrato y lo que se encuentra en el fondo de la maceta.

El buen sustrato

Las tierras especiales para cada planta (rosal, cítricos, plantas con flores, orquídeas) ofrecen un drenaje adaptado a las necesidades de la planta. Puede, por supuesto, hacerse su propia mezcla, lo que es interesante y lúdico, pero un poco largo…. ¡y que mancha!

Todo tiene lugar en el fondo de la maceta

Una buena tierra no es todo: por ejemplo, un sustrato muy drenante no sirve de nada en una maceta que no está agujereada en el fondo, porque el agua de lluvia o del riego se va acumular y corre el riesgo de asfixiar las raíces. Acostumbramos a poner una capa de drenaje en el fondo de la maceta, para ayudar al agua a llegar al fondo y a evacuarse por los agujeros de drenaje. Ponemos una capa de 2 a 5 cm de altura antes de poner el sustrato. Grava, cascos de macetas rotas, bolas de arcilla, un poco de puzolana pueden servir.

Colmatar

Con el tiempo, la capa de drenaje puesta en el fondo de las jardineras puede apisonarse y colmatarse. Una capa de grava inundada de sustrato no sirve de nada ¡porque no drena más! Lo ideal consiste en vaciar completamente la maceta aclararla, antes de instalar una nueva capa de drenaje y de sustrato fresco. En este caso, retire la capa y ponga una nueva, con una textura más gruesa.


-???- | -???-